Construyen obelisco en homenaje al comandante Felipe Bazán Soles

Un justo homenaje recibió el fallecido comandante cajabambino Felipe Bazán Soles.  Ahora considerado héroe  de la Policía Nacional del Perú. Quien desapareció en la gresca entre policías y nativos del Amazonas en Bagua el 05 de junio de 2009.  La PNP le construyó un Obelisco en su nombre y se ubica en el ingreso a la Laguna de Ponte en Cajabamba.




Encuentran restos arqueológicos en cerro de Mamá Dominga - Cachachi

Un grupo de arqueólogos cajamarquinos con el equipo de LUGAREANDO visitaron la comunidad de Tuyubamba en el distrito de Cachachi, más conocido el lugar como el cerro de "Mamá Dominga", en donde encontraron parte de la arquitectura del periodo tardío de la época de los Incas.

También encontraron restos de cerámicos que les permitió analizar y contextualizar la época de cuándo fueron elaborados dichas artesanías.

 Buena iniciativa de nuestros paisanos de Lugareando saludamos y esperamos mayores investigaciones al respecto.

Los invitados especialistas fueron los arqueólogos José Bello, Percy García y Bryan Velazco del equipo del proyecto arqueológico Caxamarca.

"Lugareando" en la fiesta patronal de Cajabamba 2019

Fotografía: Robert Calderón
EL SIGUIENTE video pertenece al canal de LUGAREANDO, cajabambinos que tienen el objetivo de fortalecer nuestra identidad a través nuestra gastronomía, las danzas y mucho más.

"Visitamos la provincia de Cajabamba en el día de víspera de la fiesta patronal en honor a la Virgen del Rosario 2019, y disfrutamos de la elegante señorial Danza de diablos, patrimonio cultural de la nación, y de toda la cultura y tradición que encierra esta bella provincia".
de

Entrevista a Clinton Fernández y su grupo Kay de Cajabamba


Clinton Fernández nació en Cajabamba el 02 de marzo de 1968. Estudió primaria en la escuela 113 y secundaria en el colegio  INEI 15. Es docente de profesión,  pero la música es su pasión. Desde pequeño demostró interés por la música, participando en actividades escolares. En su adolescencia viajó a Lima, y con tanto esfuerzo compró su primera guitarra, formó su primer grupo y así es como empieza su aventura musical. Desde luego, de la mano con su profesión, porque no la abandonó.  Sus estudios superiores los realizó en el Instituto Pedagógico Antenor Orrego de Cajabamba. Es magister en Gestión de la Educación y por si fuera poco llevó una segunda especialidad  en gestión escolar con liderazgo pedagógico. Actualmente es director de una institución educativa en la localidad de Cauday.

A Clinton cuando se le pregunta por su familia infla el pecho y se muestra muy orgulloso. Se casó con la docente María Leonor Benites. Y tienen tres hijos profesionales. Heyler es publicista, Mihayla, trabajadora social y Gabryela, administradora.

1.- ¿Cómo era Clinton de niño?

Fui un niño como todos los demás, de familia sencilla y con limitaciones económicas, pero con muchas ganas de cantar, y aprovechaba cualquier oportunidad en la escuela, en la casa o en el barrio.

2.- ¿Qué recuerdos importantes guarda de su infancia?

Recuerdo que en la escuela primaria, cuando cursaba el primer grado, yo tenía 5 años y a la hora de formación matinal el director pedía un niño voluntario para salir al frente y decir una adivinanza, al ver que nadie salía, yo me animé a salir y canté una canción, me aplaudieron, luego fui a tomar mi lugar en la formación; el director pedía otro niño voluntario y como nadie salía, yo salí nuevamente y canté otra canción, todos los docentes y compañeros presentes se reían y nuevamente me aplaudieron. Creo que desde ahí ya se notaba mi inclinación por el arte de cantar.

3.- ¿A qué edad  comienza a practicar la música?

Creo que fue en la secundaria, cuando estaba en tercero. Mi hermano mayor trajo a casa una guitarra que le habían prestado y ordenó que nadie la tocase porque la podíamos romper, sin embargo cuando él no estaba yo cogía la guitarra y hacía modos para hacerla sonar. Muchas de las veces me sorprendía con la guitarra en las manos y me ganaba  un cocacho como castigo, (risas), creo que ya tenía 13 años.

Después, terminando mi secundaria, a los 15 años fui a Lima, ahí estudié y trabajé y me compré mi primera guitarra. Junto a algunos vecinos del barrio empezamos a aprender de otro amigo, que ya sabía tocar; en esos tiempos los adolescentes en Lima escuchaban música rock, pero en los pueblos jóvenes ya dominaba la música chicha, a la cual no le prestábamos mucha atención ya que estábamos alienados culturalmente y no había en nuestro entorno alguien que nos oriente al respecto. Así pues, aprendí a tocar guitarra, medianamente bien, y solía cantar algunas baladas clásicas de Leo Dan y Leonardo Fabio, por ejemplo.

Después de dos años regreso a Cajabamba a estudiar en el Instituto Pedagógico “Antenor Orrego”, para este tiempo ya estaba muy de moda la música latinoamericana de los Kjarkas, Proyección, Savia Andina, Grupo Alturas, Illapu, etc. También empezamos a escuchar música trova de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Homero Yarce, Facundo Cabral, León Gieco, Tania Libertad, Martina Portocarrero, Víctor Jara entre otros,  en donde destacaba la música pero con mensaje social, y ese género es el que nos impactó mucho más. Así, conformamos un grupo latinoamericano al cual denominamos “RIJCHARY RUNA” que significa “despierta hombre”, la mayoría de integrantes eran de la especialidad de Historia y Geografía.
Luego, conformamos un grupo familiar, también latinoamericano, lo denominamos “Puñuy Warma"  que significaba “Sueño Joven”. A este grupo pertenecíamos: Marleny Fernández Rojas, Héctor Fernández Rojas, Julio Fernández Maguiña, Richar Fernández Maguiña, Amado Fernández Maguiña, Clinton Fernández Rojas y finalmente se unió al grupo Milton Roncal Villar. En esta época empecé a componer mis primeras canciones: Quengococha, Cajabamba tierra mía, Mujer del campo, Guerrero Andino, Por tu mal querer y otras.
Para el año 2004 con mi menor hijo, Heyler, de 11 años de edad, quien ya tocaba vientos, como la quena y zampoña, formamos el dúo “Kay”, que significa en Quechua-Aymara “Ser o Esencia”, y grabamos nuestro primer CD musical titulado “Un canto humano para un mundo con valores” en los estudios de Radio Swing de propiedad del señor Felipe Guevara

4.- ¿Qué canciones interpretaba cuando recién empieza con su grupo?

Como grupo latinoamericano iniciamos tocando El Cóndor Pasa, La Valicha, Ojos Azules, Pájaro Chohui, Pájaro Campana, Pepito el bailarín, Todos Vuelven, Gloriabamba del Ande el Paraíso, El hombre, Hierba silvestre, Flor de Retama, Caballo viejo y algunos otros San Juanitos.

5.- ¿Sus padres lo apoyaron en sus comienzos?

Por nuestras limitaciones económicas  no lo pudieron hacer, además éramos 8 hermanos y había otras prioridades familiares como la educación, alimentación y vestido, no podíamos darnos el lujo de destinar dinero para el arte, el canto y la música.

6.- ¿Qué es lo que le motivó a formar su grupo, esta vez más profesional?

Siempre existió el deseo de seguir transmitiendo nuestros sentimientos, emociones, mensajes positivos y de rescatar nuestra identidad cultural a través de la música andina y del canto. Hace ya dos años decidimos formar un grupo musical, pero manteniendo el mismo nombre, “Kay”, además de grabar profesionalmente cinco temas inéditos y cinco temas de otros autores reconocidos, resaltando la influencia de la música cajabambina, cajamarquina, ancashina y del centro del Perú con una fusión de instrumentos andinos y electrónicos.

7.- Debe tocar todos los instrumentos conocidos. ¿A qué instrumento lo tiene mayor aprecio, por qué?

En el grupo mi principal función es la de cantar pero toco un poco de guitarra, charango, quena y zampoña. Todos los instrumentos son muy bonitos para mí, sin embargo, la guitarra me acompaña mucho más mis momentos de inspiración y composición.

8.- ¿Le gusta escuchar su propia música, ver sus videos?

Por supuesto, siempre lo hago y me siento muy contento al ver realizado parte de mis sueños. Aprovecho también para ver qué arreglos le pudo faltar, a nivel de música, canto o video, y de qué manera podemos mejorar en la siguiente grabación.

9.- ¿Que significa hoy la música para usted?

Para mí la música significa una manera de existir, compartir y soñar, sobre todo llevando alegría a las personas que escuchan mis canciones y se sienten identificados con mis mensajes

10.- ¿De dónde nace su talento?

Por versiones de familiares, tanto mi padre como mi madre gustaron del canto y de la música, además que la practicaron en determinados momentos de su vida.

11.- En Cajabamba los últimos años han incrementado los grupos musicales, especialmente de folklore, ¿qué le parece?

Me parece muy importante e interesante, siempre y cuando hagan música para divertir a la gente, sin necesidad de recurrir a extravagancias o a cosas vulgares. Es mi opinión personal y respeto las demás.

12.- ¿A qué artistas admira?

Admiro mucho a Mac Salvador, Antología, La estudiantina Perú, Los Reales de Cajamarca, El Jilguero de los Andes, El Comunero de los Andes, Las Pastorcita Huaracina, Julio y Walter Humala, los hermanos Gaitán Castro, Manuelacha Prado, Nancy Manchego, Amanda Portales, entre otros.

13.- Desde sus comienzos hasta la actualidad debe tener muchas composiciones musicales, que las interpreta en cada presentación, pero también debe tener temas inéditos... ¿Se viene su segundo disco, para cuándo?

Para inicios del 2020 estamos preparando una segunda grabación, con temas inéditos y también algunos temas conocidos a nivel nacional, pero esta vez con un estilo diferente. Des luego que no faltarán nuestros alegres carnavales.

14.-En Cajabamba usted es un referente de la música, considera que ha sido maestro de algunos artistas que en la actualidad se les ve en la escena musical local.

Muchas gracias por la consideración. Sin embargo, más que un maestro, considero que solo he sabido compartir mis inquietudes, mis ideas, proyectos y los conocimientos musicales que pueda tener, los cuales han calado en muchas personas que tocaron alguna vez conmigo, y ahora están dirigiendo sus propios proyectos musicales, lo cual me llena de orgullo.

15.- ¿Usted cree que en la actualidad el artista cajabambino, es más valorado que en décadas pasadas?

Voy a responder con la sinceridad que siempre me ha caracterizado. No. Seguimos igual que antes,  siempre las oportunidades van para los artistas de afuera, que también se lo merecen, claro que sí, sin embargo, a los cajabambinos aún nos falta volver la vista a lo que tenemos en casa, valorar más nuestra identidad cultural en todos los aspectos, no solo con palabras y documentos, sino en la práctica, con nuestros hechos. Debemos de aprender de otras provincias y regiones donde primero contratan a sus propios artistas y luego a los de fuera. Debemos cambiar la actitud y la mentalidad de que el que viene de afuera vale más y a los nuestros los menospreciamos, eso no puede ser.

16.- ¿Tiene alguna frase favorita, que repite seguido, de superación tal vez?

“Si tengo voluntad todo lo puedo, y todo se logra con la perseverancia”. Siempre que puedo me lo digo en voz alta, sino lo interiorizo nada más.

17.- Tiene varios temas musicales, ¿con cuál le gustaría que le recuerden?

Prefiero que me recuerden por mis temas: Quengococha, Mujer Del Campo, Corazón Soñador y Canillita.

18.- Recientemente fue invitado a dos programas de TV de cobertura nacional, una gran experiencia, cuéntenos ¿cuán difícil es llegar a la televisión nacional?

Creo que la calidad del trabajo artístico musical tanto en letra, en voz, interpretación y videos, son realmente la carta de presentación del artista, esto nos llevó a tener la tan ansiada invitación en los programas de MISKI TAKIY y CANTO ANDINO, con quienes estamos súper agradecidos por tremenda consideración. Lo anterior, sumado al hecho de tener el sueño de ser cantante metido en el alma, la voluntad y la perseverancia, pudimos ponernos en la vitrina de los productores de estos programas. A pesar de las dificultades laborales y económicas por el viaje que se tuvo que hacer hasta la ciudad de Lima. Nosotros lo logramos y estamos súper orgullosos de haber llevado en alto el nombre de nuestra provincia de Cajabamba

19.- Podemos apreciar que su primera producción musical podemos escucharlo en Spotify, deezer.com y YouTube.  ¿Usted administra sus redes sociales? ¿Le ha costado adaptarse a las nuevas tecnologías?

Aun me cuesta, estoy aprendiendo, es mi hijo mayor el que se encarga de manejar las redes sociales, sin embargo tengo que ponerme las pilas para adaptarme lo más pronto posible, a veces pongo de pretexto que el trabajo de Director de mi colegio me consume demasiado tiempo, pero creo que es cuestión de organización.

20.- Usted lleva mucho tiempo en el medio musical, con qué palabras definiría su carrera hasta el momento.

Perseverancia y voluntad, además de ser un soñador.

21.- ¿Cajabamba qué significa para usted?

Para mí, significa mis raíces, mi hogar, mi cultura, mi personalidad, mi identidad, mi existencia, mi tierra lo es todo para mí.

22.- Quizás muchos de sus fans conocen solo sus virtudes, pero también hay defectos, como es natural, ¿podría mencionar algunos?

A veces me embarga la depresión porque no logro las metas deseadas, me cuesta tomar decisiones, no soy muy organizado, me falta cultivar mucho más la disciplina personal, creo que soy muy sensible socialmente, en fin todos tenemos algo que podemos mejorar.

SOBRE LA AGRUPACIÓN KAY

23.- ¿Cuántos integran el grupo, sus nombres?

El grupo musical está conformado por nueve músicos y dos bailarinas. Es necesario aclarar que los músicos y bailarinas pueden variar de acuerdo a la disposición que ellos tengan, sin embargo quienes forman el grupo “Kay” constantemente, y me han acompañado con más frecuencia en mis presentaciones son los siguientes
  •             Michael Meléndez, en los timbales.
  • ·         Neptaly Miranda Vásquez, en la batería.
  • ·         William Veloz, en la primera guitarra.
  • ·         Eduardo Silva Sandoval, segunda guitarra.
  • ·         Ever Barros, en el bajo.
  • ·         Rubén Barreno Juárez, en el teclado.
  • ·         Homero Bocanegra Moreno, en el saxo.
  • ·         Wilder Polo Guerra, en los vientos.
  • ·         Jennifer Fernández Mebus, bailarina.

24.- Sobre el vestuario del grupo, si nos puede detallar

El vestuario del grupo no es muy complicado, siempre nos tratamos de uniformizar con el pantalón negro o jean azul, y en la parte superior de la vestimenta siempre tratamos de llevar motivos andinos, camisas con detalles incaicos o los polos “Willka” que tienen motivos de la cultura peruana, pero diseñados con algo más de epicidad, como legendarios.

25.- Sobre su look.  ¿Lo que llama mi atención es su cabello largo, qué es lo que representa?

Llevo aproximadamente 8 años con el cabello largo, es muy importante para mí ya que es una manera personal de rescatar nuestra cultura milenaria y telúrica de nuestros antepasados, creo que también es un poco de rebeldía ante la alienación cultural que vivimos por la famosa globalización, que, aunque no queramos, pueden desaparecer las culturas autóctonas de los pueblos.
Me han puesto apodos, pero no los tomo a mal, en el sentido de que hay que ser tolerantes para una buena convivencia. En algunos memes me han sacado con  el rostro de Túpac Amaru que está en el Chochoconday, y yo súper contento que me comparen con un personaje rebelde e importante de nuestra historia, quien fue uno de los primeros en luchar por nuestra libertad.

26.- ¿Qué aconseja a las nuevas generaciones que optan por una carrera musical?

Que la disfruten, que la cultiven, que la bailen, que la reflexionen,  pero que nunca se alejen de nuestras raíces andinas.

27.- Sus palabras finales…

Darte las gracias por la consideración y la difusión de nuestro trabajo y el de muchos artistas y personajes cajabambinos a través de tu página. Un abrazo fraterno para todos tus seguidores.


Mix Errantes - Clinton Fernández



Homenaje a Flor Pileña


Quengococha - Clinton Fernández

Pintor José Sabogal Dieguez, desarrolló el movimiento indigenista peruano

Por José Vadillo Vila
jvadillo@editoraperu.com.pe

El hombre de los cabellos alborotados, de las madreselvas por cejas estaba predestinado al arte. En convertirse, como lo definiría en 1928 José Carlos Mariátegui, en el “primer pintor peruano”.

Primero, a los 9 años, se escapó del valle de Cajabamba (Cajamarca), donde había nacido, solo para conocer la inmensidad del mar que conocía de oídas. Se maravilló de ese verde esmeralda inconmensurable. Fue la primera vez, pero no la última, que huiría de casa.

Luego, ya jovenzuelo, trabajó quemando caña en la hacienda azucarera Cartavio. Ahorró cada centavo soportando los duros oficios solo para poder concretar su viaje a Europa y ser testigo de su tiempo y empezar a estudiar pintura en Roma; luego se fue a Francia, a África. De 1908 a 1911 está en Europa. A su paso por España “recibe la influencia determinante de los pintores regionalistas: Ignacio de Zuloaga, Valentín y Ramón de Zubiarre y Hermenegildo Anglada Caramasa”, dice la Enciclopedia Biográfica e Histórica del Perú, de Milla Batres.

Después, hay un Sabogal que toma las petacas, vuelve para estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Lima y después parte a Jujuy (Argentina) como profesor de una escuelita normal. Ahí tiene un encuentro con las raíces indígenas, lo que sobrevive en la tradición de las costumbres incas. Luego vuelve al Perú y se dice que en Cusco inició la etapa indigenista de su pintura. “[…] permanecí seis meses, tratando de interpretar su carácter, su bella luz plateada y sus dorados ‘soles de los gentiles’”, dijo en una entrevista de 1954 a Manuel Jesús Orbegozo, de La Crónica. Ponía su caballete en la calle y empezaba a pintar, rodeado de una multitud asombrada.

Llama el indigenismo

Aquella exposición pictórica de 1919 en la casa Brandes sacaría roncha a la racista sociedad limeña, aunque cuatro quintas partes de aquel Perú era población indígena. A los académicos les sorprendió que “indios feos” estuvieran en un cuadro.

Pero Sabogal encontraría en el crítico de arte Teófilo Castillo un apoyo. El indio, con esta exposición, ya no era un elemento decorativo, un extra de la escenografía de su propio país, sino el protagonista del arte pictórico. Era la semilla para el cambio en el imaginario del país.

“Me tocó la suerte de ser el portaestandarte del movimiento iniciado, pero también fui la ‘cabeza de turco’ para la diatriba”, recordaba el pintor en esa entrevista con MJO.

Parte a México ya casado con la escritora María Wiese. Allá entabla amistad con el trío de muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. La experiencia le sirve para determinar que está en la línea correcta. Un momento consagratorio en su carrera es su cooperación con el pensador José Carlos Mariátegui, y es autor no solo del logotipo y de las portadas más emblemáticas de la revista Amauta (1926-1930), sino también quien propuso el nombre de la publicación.

Renovador

No solo ilustró Amauta, sino también diversos libros (entre ellos el poemario Así ha cantado la naturaleza, de Daniel Ruzo). César Lévano resume en un artículo que Sabogal “renovó no solo la pintura, sino también las artes gráficas peruanas. […] Sabogal fue el creador de un tipo de libro peruano […] El dibujo de los títulos, los marcos y las letras capitales, el margen adecuado, el colofón imaginativo, los grabados a pluma o madera”. El artista también hizo trabajos en xilografía y muralista (la cúpula del Panteón de los Próceres y el Hotel de Turistas del Cusco).

En los años 30 fue nombrado director de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Estuvo una década a cargo de los destinos de la formación de los plásticos peruanos hasta 1943, y a los 24 meses fundó el Instituto de Arte Peruano, del que fue director.

Ahí se desarrollan artistas que son afines a la corriente indigenista, como Julia Codesido, Jorge Vinatea Reynoso, Camino Brent y otros. Con ellos había empatía para desarrollar un movimiento “que buscó instalar la temática nacional como auténtica expresión nacional”, escribió la crítica de arte Élida Román.

Sabogal era un faro. Desde el instituto promueve el estudio de las artes populares del país y, entre 1945 y 1956, publica cinco libros fundamentales sobre Pancho Fierro, el mate burilado, el kero o la imaginería peruana.

Durante un homenaje que le ofrecieron los intelectuales en Lima, en 1943, dijo Sabogal sobre el indigenismo: “Pero sí, somos indigenistas en el justo significado de la palabra, y más aún, indigenistas culturales, pues buscamos nuestra identidad integral con nuestro suelo, su humanidad y su tiempo”.
El recluta, 1926. Óleo sobre tela. 60 x 60 cm.El recluta, 1926. Óleo sobre tela. 60 x 60 cm.

El trabajo de Sabogal buscaba desligarse de la influencia hispánica, no negar su ascendencia. “Pero debemos desligarnos de ella, en pos de conseguir una auténtica obra, nacional primero, luego americana y, por último, universal”.

Sabogal no solo fue inspiración para pintores, sino también para narradores como José María Arguedas y Ciro Alegría, músicos y arquitectos.

“Casi toda la pintura peruana de intención localista se deriva, de uno y otro modo, del ejemplo y las ideas de Sabogal, quien comprendió en su arte, según ha escrito Basadre, ‘el Perú en su variedad histórica, geográfica y étnica’”, dice Milla Batres.

MAS POPULAR

Lluvias ocasionaron daños a familias Cajabambinas (VIDEOS)

Fuertes precipitaciones ocasionaron  zozobra en la población cajabambina el pasado 29 de diciembre de 2019; afectando a decenas de viviend...

Lo más visto

MUSICA

Visitas del mes

Buscar este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *