Jhonatan Chávez Boy publica su primer cuento "Instintos" en Asiscajabamba

Jhonatan Ricardo Chávez Boy 
Nació en Cajamarca 1990. Sus estudios los realizó en la Escuela 111, y en el Colegio “Cmte. Leoncio Martínez Vereau”, de Cajabamba. Actualmente es estudiante de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Privada del Norte, de Cajamarca.

ASIESCAJABAMBA con el compromiso de apoyar la cultura de nuestra tierra, les hace llegar el primer cuento de tres que nos tiene preparados Jhonatan. Próximamente su segundo cuento.

"Instintos"
Foto referencial
Es algo más de la una de la mañana, Luis Alberto da el último trago a la botella de vodka y la deja caer.

Está mareado.

Quiere tener sexo.

Sólo tiene el dinero que le mandaron para pagar su comida, cuarto y algunos gastos del instituto y que deben alcanzar para todo el mes.

Son trescientos soles que lleva en su billetera y tiene que pagar al día siguiente, saliendo de su examen.
No puede con su instinto y decide salir a buscar. Se echa un perfume para evitar que se sienta el fuerte olor a licor que despide su cuerpo, revisa si lleva el dinero y al asegurarse de que nada le falta, se pone una casaca de cuero. Hace frio en la calle.

Al llegar a la esquina donde suelen haber mujeres ofreciendo sus cuerpos, ve una silueta con formas femeninas que se acerca y le dice:
- Flaco, ven, anímate.
- ¿Cuánto cobras amiga? – pregunta él.
- Sólo quince soles, anímate flaco –. Responde con coquetería.

Finalmente y, después de llegar a un acuerdo, deciden ir al hotel. Se tocan, se besan y Luis Alberto se da cuenta de que no es una mujer, de que tiene un sexo largo y dormido, pero en su embriaguez sólo quiere desfogar y sentirse relajado. Se despojan desesperadamente de la ropa y copulan.
- Ya flaco, vamos ya.
- Espera, aún no termino.
- Ya, vamos a tu cuarto mejor.
- ¿En serio?
- En serio pues amor.
- Pero… ¿no me cobras nada más?
- No amor, me has gustado.
Se visten apresuradamente.
- ¿Dónde te espero? – pregunta, Luis Alberto.
- Espérame en la esquina, ahorita voy.
Él sale, la espera y va sintiéndose cansado. “Es mejor ir a dormir”, piensa.

Suena el despertador. Luis Alberto despierta con un fuerte dolor de cabeza. Todavía en su cama revive entre sueños la noche anterior. Recuerda su billetera. Se levanta bruscamente y la revisa. Está vacía, el travesti le ha robado.

Van a dar las nueve de la mañana y tiene examen.

Se lava la cara, se desespera, no sabe cómo va a pagar sus gastos, se lamenta por el dinero que ha perdido y que con tanto esfuerzo le dieron sus padres, reflexiona por lo que ha pasado. “Lo importante es que estoy bien” – se consuela.

***

Esa noche fue inolvidable para mí y siempre la recuerdo. Si no hubiera sido por esa noche, hoy sería un hombre feliz. Podría seguir realizando los sueños que tenía en mi mente y seguir soñando aún más. Hubiera podido festejar, con mi familia y mis amigos – que ahora ya no están – muchas fiestas y cumpleaños más. Tuviera una linda pareja con quien me hubiese casado y cargar al niño que tanto anhelé. Hoy estoy en una cama. El suero entra en mis venas y la aguja salta de mis brazos, porque tiene miedo ser contagiada. Soy alimentado con sondas y me muevo con dificultad. No tengo amigos, ni familia. No tengo pareja ni hijos, y tampoco los tendré.

He frustrado mi vida, la ilusión de mi familia y me he defraudado a mí mismo. Siento que todos se avergüenzan de mí. A veces pienso que estoy sano, que nada de esto pasó, que por suerte no me contagié; pero al verme atado en esta cama, acepto mi realidad. Cuando estaba vivo, no le encontré sentido a mi vida; ahora que estoy muerto en vida, quiero seguir viviendo. Quiero ser feliz y aprovechar los mejores momentos con los que más quiero. Mis lágrimas han empezado a desprenderse y sólo espero dormir. Dormir y no volver a despertar.
Fin

4 comentarios:

  1. jjjajjaj eso te pasa por maridaso coño jajajajjaa

    ResponderEliminar
  2. Creo yo que ese cuento hace reflexionar mucho, no es tu caso verdad Jhonatan??? jaja, mentira amigo, yo te conozco y sé que buscas hacer llegar a la reflexion antes de hacer algo, te felicito.

    ResponderEliminar
  3. no jodas. Menos mal no empece leyendo este cuento. Tus otros cuentos tienen forma y fondo, pero este cuento solo tiene un fondo, y está muy mal trabajado.
    aunque es el primero, y ya vez que no fue el último. suerte Ricardo.

    ResponderEliminar
  4. muxa suerte en tu redaccion richar eres geniallllll.... todo te va a salir super bien :)..pirisilla

    ResponderEliminar