Pintor José Sabogal Dieguez, desarrolló el movimiento indigenista peruano

Por José Vadillo Vila
jvadillo@editoraperu.com.pe

El hombre de los cabellos alborotados, de las madreselvas por cejas estaba predestinado al arte. En convertirse, como lo definiría en 1928 José Carlos Mariátegui, en el “primer pintor peruano”.

Primero, a los 9 años, se escapó del valle de Cajabamba (Cajamarca), donde había nacido, solo para conocer la inmensidad del mar que conocía de oídas. Se maravilló de ese verde esmeralda inconmensurable. Fue la primera vez, pero no la última, que huiría de casa.

Luego, ya jovenzuelo, trabajó quemando caña en la hacienda azucarera Cartavio. Ahorró cada centavo soportando los duros oficios solo para poder concretar su viaje a Europa y ser testigo de su tiempo y empezar a estudiar pintura en Roma; luego se fue a Francia, a África. De 1908 a 1911 está en Europa. A su paso por España “recibe la influencia determinante de los pintores regionalistas: Ignacio de Zuloaga, Valentín y Ramón de Zubiarre y Hermenegildo Anglada Caramasa”, dice la Enciclopedia Biográfica e Histórica del Perú, de Milla Batres.

Después, hay un Sabogal que toma las petacas, vuelve para estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Lima y después parte a Jujuy (Argentina) como profesor de una escuelita normal. Ahí tiene un encuentro con las raíces indígenas, lo que sobrevive en la tradición de las costumbres incas. Luego vuelve al Perú y se dice que en Cusco inició la etapa indigenista de su pintura. “[…] permanecí seis meses, tratando de interpretar su carácter, su bella luz plateada y sus dorados ‘soles de los gentiles’”, dijo en una entrevista de 1954 a Manuel Jesús Orbegozo, de La Crónica. Ponía su caballete en la calle y empezaba a pintar, rodeado de una multitud asombrada.

Llama el indigenismo

Aquella exposición pictórica de 1919 en la casa Brandes sacaría roncha a la racista sociedad limeña, aunque cuatro quintas partes de aquel Perú era población indígena. A los académicos les sorprendió que “indios feos” estuvieran en un cuadro.

Pero Sabogal encontraría en el crítico de arte Teófilo Castillo un apoyo. El indio, con esta exposición, ya no era un elemento decorativo, un extra de la escenografía de su propio país, sino el protagonista del arte pictórico. Era la semilla para el cambio en el imaginario del país.

“Me tocó la suerte de ser el portaestandarte del movimiento iniciado, pero también fui la ‘cabeza de turco’ para la diatriba”, recordaba el pintor en esa entrevista con MJO.

Parte a México ya casado con la escritora María Wiese. Allá entabla amistad con el trío de muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. La experiencia le sirve para determinar que está en la línea correcta. Un momento consagratorio en su carrera es su cooperación con el pensador José Carlos Mariátegui, y es autor no solo del logotipo y de las portadas más emblemáticas de la revista Amauta (1926-1930), sino también quien propuso el nombre de la publicación.

Renovador

No solo ilustró Amauta, sino también diversos libros (entre ellos el poemario Así ha cantado la naturaleza, de Daniel Ruzo). César Lévano resume en un artículo que Sabogal “renovó no solo la pintura, sino también las artes gráficas peruanas. […] Sabogal fue el creador de un tipo de libro peruano […] El dibujo de los títulos, los marcos y las letras capitales, el margen adecuado, el colofón imaginativo, los grabados a pluma o madera”. El artista también hizo trabajos en xilografía y muralista (la cúpula del Panteón de los Próceres y el Hotel de Turistas del Cusco).

En los años 30 fue nombrado director de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Estuvo una década a cargo de los destinos de la formación de los plásticos peruanos hasta 1943, y a los 24 meses fundó el Instituto de Arte Peruano, del que fue director.

Ahí se desarrollan artistas que son afines a la corriente indigenista, como Julia Codesido, Jorge Vinatea Reynoso, Camino Brent y otros. Con ellos había empatía para desarrollar un movimiento “que buscó instalar la temática nacional como auténtica expresión nacional”, escribió la crítica de arte Élida Román.

Sabogal era un faro. Desde el instituto promueve el estudio de las artes populares del país y, entre 1945 y 1956, publica cinco libros fundamentales sobre Pancho Fierro, el mate burilado, el kero o la imaginería peruana.

Durante un homenaje que le ofrecieron los intelectuales en Lima, en 1943, dijo Sabogal sobre el indigenismo: “Pero sí, somos indigenistas en el justo significado de la palabra, y más aún, indigenistas culturales, pues buscamos nuestra identidad integral con nuestro suelo, su humanidad y su tiempo”.
El recluta, 1926. Óleo sobre tela. 60 x 60 cm.El recluta, 1926. Óleo sobre tela. 60 x 60 cm.

El trabajo de Sabogal buscaba desligarse de la influencia hispánica, no negar su ascendencia. “Pero debemos desligarnos de ella, en pos de conseguir una auténtica obra, nacional primero, luego americana y, por último, universal”.

Sabogal no solo fue inspiración para pintores, sino también para narradores como José María Arguedas y Ciro Alegría, músicos y arquitectos.

“Casi toda la pintura peruana de intención localista se deriva, de uno y otro modo, del ejemplo y las ideas de Sabogal, quien comprendió en su arte, según ha escrito Basadre, ‘el Perú en su variedad histórica, geográfica y étnica’”, dice Milla Batres.

La Casa del pintor José Arnaldo Sabogal Dieguez

Categoría: manifestaciones culturales.
Tipo: arquitectura y espacios urbanos
Subtipo: casa de valor arquitectónico.

La casa del pintor José Sabogal Diéguez está ubicada en el distrito de Cajabamba, provincia de Cajabamba, región Cajamarca. A una altitud de 2660 m.s.n.m, con una latitud de 7°37´22´´ S y una longitud de 78°02´47´´O.

El recurso en mención presenta dos balcones de madera sin pintar, uno de ellos mira hacia la calle Bolognesi y el otro hacia la calle Sabogal. La casa se encuentra en plena esquina, la puerta principal es de color verde y las paredes están pintadas de blanco. Conserva un aspecto tradicional por fuera. Su particularidad, presenta pinturas indigenistas cuyo autor es del mismo nombre de la casa ¨Sabogal¨.

El medio de acceso es terrestre; el medio de transporte es a pie, su acceso es por un tramo, y va desde la Plaza de armas de Cajabamba hasta la casa de José Sabogal, su vía de acceso es asfaltado y la distancia y tiempo a pie es de 300 metros con 3 minutos respectivamente.

El tipo de ingreso es semi-restringuido, existe control de ingreso por parte de la familia del pintor ya que suele estar siempre cerrada, y solo se accede a ella previa autorización. Siendo la época propicia de visita durante todo el año y se recomienda visitarlo en el horario de 09:00 am. a 17:00 pm.

En lo que respecta a las Actividades Turísticas se puede realizar la de Cultura y Folklore como Apreciación de muestras o actividades artísticas(pinturas), y también se puede hacer la toma de fotografías.

Cortesía de Milett Martinez Polo.

El turismo a tu ritmo | Por Guillermo Silva




En materia de turismo, antes era mejor, es lo que dicen los que visitaron en su oportunidad la ciudadela de Machu Picchu, en el sur de nuestra Patria. Ahora, lleno de turistas de todo el mundo, que no puedes apreciar ni asimilar lo que leíste y aprendiste, antes de llegar a este hermoso legado de nuestros antepasados.

Es cierto, que antes el turismo estaba reservado a una elite inescrupulosa, curiosa y sin apuros, porque tomaban el tiempo que ellos decidían. Ahora, no es así, porque todo se conjuga con el tiempo, la movilidad y el guía turístico. El turista actual, lo que le importa es desplazarse en sus vacaciones y tomarse fotos con el celular para después compartirlo con familiares y amistades. A su ritmo.

La Organización Mundial del  Turismo, nos revela que son los países de Europa los más visitados, sobre todo, Italia y Grecia. Este fenómeno de masas acelerado por las mejores condiciones económicas de los trabajadores, la baja de precios de los boletos de viajes, sinónimo del progreso económico y de la creación de empleos.

Se puede decir que, el turismo se ha democratizado. El bajo costo y con la tecnología del internet, podemos llegar a países diversos, más rápido que antes. Es el turismo que siempre busca algo como atraer a los clientes, incluso han llegado a llamar la atención, con los pueblos jóvenes, los autóctonos, etc. Se enriquecen unos cuantos, los dueños de hoteles y apartamentos, pero hay también consecuencias sociales, como la prostitución y la delincuencia.

En los países clásicos por el turismo, han comenzado en algunos lugares a poner rótulos: ¡Turistas, go home!  Esto es una forma de protestar a este negocio que no deja de aumentar, incluso satíricamente lo nombran: puto turismo. El turismo, como la industria del petróleo y del automóvil, está siempre moviendo masas que dan utilidades al alojamiento y al transporte básicamente, sin dejar de lado a las tiendas de artesanía y las agencias de viaje.

Por el bajo precio, viajar ha llegado a ser una especie de derecho universal, como un helado de 3 soles. Vemos que el turista solo busca divertirse, un lugar donde ir a pasar la “luna de miel”, un lugar popular, donde bañarse, bailar, comer y beber bien, donde comprar un recuerdo (ahí estuve), etc.

Ahora, en nuestra región, como decía mi tocayo, estamos en pañales…  Vemos, por ejemplo, en Porcón, muchos grupos de turistas de las innumerables agencias de turismo, que van a la misma hora, para ver y escuchar el llamado a las vacas que van a descansar: Teófila,… María,… (Un chicotazo entre cada llamada). Es decir, la frecuentación es a la misma hora, no hay límite y a los negociantes del turismo, solo les interesa la cantidad y no la calidad.

En Cajabamba, los lugares de atracción turística están abandonados desde hace décadas. No tienen ninguna calidad turística entre la ley de la oferta y la demanda. Pero, lo que llama la atención es la oferta de hoteles, lo cual no tiene ningún sentido de desarrollo, ni de planificación económica, es solo… inversión de dinero.

Simplemente, el turismo… a tu ritmo.


MAS POPULAR

Las tres carreteras que serán asfaltadas en Cajabamba

Foto referencial - Internet  A pesar de que nuestro país atraviesa por una grave crisis política, los proyectos de gran envergadura ...

Lo más visto

MUSICA

Visitas del mes

Buscar este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *