El turismo a tu ritmo | Por Guillermo Silva




En materia de turismo, antes era mejor, es lo que dicen los que visitaron en su oportunidad la ciudadela de Machu Picchu, en el sur de nuestra Patria. Ahora, lleno de turistas de todo el mundo, que no puedes apreciar ni asimilar lo que leíste y aprendiste, antes de llegar a este hermoso legado de nuestros antepasados.

Es cierto, que antes el turismo estaba reservado a una elite inescrupulosa, curiosa y sin apuros, porque tomaban el tiempo que ellos decidían. Ahora, no es así, porque todo se conjuga con el tiempo, la movilidad y el guía turístico. El turista actual, lo que le importa es desplazarse en sus vacaciones y tomarse fotos con el celular para después compartirlo con familiares y amistades. A su ritmo.

La Organización Mundial del  Turismo, nos revela que son los países de Europa los más visitados, sobre todo, Italia y Grecia. Este fenómeno de masas acelerado por las mejores condiciones económicas de los trabajadores, la baja de precios de los boletos de viajes, sinónimo del progreso económico y de la creación de empleos.

Se puede decir que, el turismo se ha democratizado. El bajo costo y con la tecnología del internet, podemos llegar a países diversos, más rápido que antes. Es el turismo que siempre busca algo como atraer a los clientes, incluso han llegado a llamar la atención, con los pueblos jóvenes, los autóctonos, etc. Se enriquecen unos cuantos, los dueños de hoteles y apartamentos, pero hay también consecuencias sociales, como la prostitución y la delincuencia.

En los países clásicos por el turismo, han comenzado en algunos lugares a poner rótulos: ¡Turistas, go home!  Esto es una forma de protestar a este negocio que no deja de aumentar, incluso satíricamente lo nombran: puto turismo. El turismo, como la industria del petróleo y del automóvil, está siempre moviendo masas que dan utilidades al alojamiento y al transporte básicamente, sin dejar de lado a las tiendas de artesanía y las agencias de viaje.

Por el bajo precio, viajar ha llegado a ser una especie de derecho universal, como un helado de 3 soles. Vemos que el turista solo busca divertirse, un lugar donde ir a pasar la “luna de miel”, un lugar popular, donde bañarse, bailar, comer y beber bien, donde comprar un recuerdo (ahí estuve), etc.

Ahora, en nuestra región, como decía mi tocayo, estamos en pañales…  Vemos, por ejemplo, en Porcón, muchos grupos de turistas de las innumerables agencias de turismo, que van a la misma hora, para ver y escuchar el llamado a las vacas que van a descansar: Teófila,… María,… (Un chicotazo entre cada llamada). Es decir, la frecuentación es a la misma hora, no hay límite y a los negociantes del turismo, solo les interesa la cantidad y no la calidad.

En Cajabamba, los lugares de atracción turística están abandonados desde hace décadas. No tienen ninguna calidad turística entre la ley de la oferta y la demanda. Pero, lo que llama la atención es la oferta de hoteles, lo cual no tiene ningún sentido de desarrollo, ni de planificación económica, es solo… inversión de dinero.

Simplemente, el turismo… a tu ritmo.


¿Qué te pareció?:

0 comentarios:

Publicar un comentario

MAS POPULAR

Las tres carreteras que serán asfaltadas en Cajabamba

Foto referencial - Internet  A pesar de que nuestro país atraviesa por una grave crisis política, los proyectos de gran envergadura ...

Lo más visto

MUSICA

Visitas del mes

Buscar este blog

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *